JOSELITO ADAME SALE A HOMBROS EN LA PETATERA

 

14 de Febrero 2016

Villa de Álvarez, Col.

Captura de pantalla 2016-02-15 a las 17.24.21

Segunda Corrida en La Petatera. Entrada: Lleno, tarde agradable

6 Toros de San Isidro

Horacio Casas: silencio y ovación

Enrique Ponce: Oreja y silencio

Joselito Adame: Dos orejas y oreja

Gran tarde se vivió este Domingo en la emblemática plaza de toros “La Petatera”, misma en la que se dio un cartel histórico con la presentación por primera vez de la primer figura de España Enrique Ponce.

El Rejoneador Horacio Casas tuvo poca suerte en su lote ya que con su primer toro se entregó y se vio bien con las banderillas, pero el ejemplar fue manso. En el segundo toro, logró mejorar su faena y su entrega fue apreciada por el respetable, que lo ovacionó al final de su faena misma en la que fue acompañado de los forcados quienes tuvieron una buena pega.

Enrique Ponce dejó muy claro su lugar como figura del toreo, se vio elegante con capote y muleta, pegando derechazos y naturales. Faena excelentemente bien construída con verónicas calando en los tendidos, el capote transmitía alegría al respetable, finalizando con una certera estocada con la espada la cual le mereció un apéndice. En su segundo toro no logró construir su faena con los trazos que le caracterizan, ya que el del hierro de San Isidro fue a menos, con el acero no fue certero y terminó por escuchar silencio.

Joselito Adame tuvo una tarde de inspiración en La Petatera, con los mejores ejemplares del día de hoy. El primero de su lote asistía bien a la cita con el capote, y aunque iba a las tablas Adame toreó con naturales de pecho y llevando al toro hasta el fondo de sus embestídas rematando con pasión cada capotazo de su faena. Una fulminante estocada le mereció ambas orejas y vuelta al ruedo. Su obra concluyó con su segundo, el cual fue a más y cuajó con lances suaves con la capa, rematando toreramente, con la muleta inició de hinojos en los medios y ejecutó una faena importante por la derecha que rubricó con una buena estocada para cortar una merecida oreja y así salir en hombros de la plaza.

Anuncios