Gerardo Rivera a hombros en su alternativa en Tlaxcala.

2 de Noviembre

Tlaxcala, Tlax

screen-shot-2016-11-03-at-2-43-28-pm

 

Vivió Gerardo Rivera una triunfal alternativa al cortarle una oreja a cada toros en la bella plaza Jorge “Ranchero” Aguilar, de la ciudad de Tlaxcala, donde Joselito Adame le cedió los trastos en presencia de Octavio García “El Payo”, ante un toro de Montecristo.

Desde un principio mostró el torero apizaquense que venía por el triunfo, decidido se situó frente a toriles para recibir a porta gayola al que abrió plaza. Fue una emocionante larga de rodillas que prendió la mecha de la emoción pues se lo pasó cerca, vendrían luego lances a pies juntos y algunas chicuelinas intercaladas antes del torero remate a una mano.

Tras un buen puyazo de Pedro López vimos un quite variado y como pidieron a Gerardo que banderilleara, lo hizo con soltura destacando el tercer par igualado y de inmejorable colocación. El ambiente era estupendo para presenciar la ceremonia de alternativa enmarcada con una gran ovación.

Emotivo y repetidor fue este toro, se dobló Gerardo para luego instrumentar buenas series sobre la mano diestra. Se había dado cuenta que por el pitón izquierdo no era fácil y se revolvía pronto, sin embargo intentó torear por ahí con escaso resultado pero siempre con el aliento popular. Agregó manoletinas de pie y de rodillas antes de pinchar arriba dejando después un espadazo que tumbó casi sin puntilla y le entregaran con mucha fuerza la primera oreja.

Con la misma determinación de triunfo volvió a colocarse Gerardofrente a toriles para recibir al sexto, el toro no se enteró y el torero tuvo que tirarse hacia un lado para no ser arrollado. Las verónicas sin gran fijeza en las plantas fueron seguidas de ajustadas chicuelinas en el quite y volvió a parear con lucimiento.

El trasteo que se había iniciado en los medios con buenos muletazos de derecha mandando sobre el burel, tuvo que continuar en tablas al rajarse el de Montecristo; ahí fue Gerardo para ligar más muletazos y cuando se disponía a matar, el astado empezó a gazapear completando casi media vuelta al anillo dificultando la suerte. Cazándolo entró por uvas dejando un espadazo desprendido de rápido efecto recibiendo el torero una oreja.

Fue esta la segunda alternativa que otorga Joselito; ante su primero ejecutó una gran faena que pudo haberle significado algún premio. Pocas condiciones ofrecía el toro pero el de Aguascalientes le supo dar el tiempo y la distancia gracias al sitio que tiene,  haciendo que el toro diera más, desafortunadamente no redondeó con la toledana y únicamente escuchó palmas.

Salió el cuarto visiblemente escobillado y sangrando de ambos pitones lo que el público detectó de inmediato y protestó con justificada razón, obligando al juez a ordenar su devolución.

En su lugar salió otro del mismo hierro y de menor presencia por lo que hubo algunos pitos cuando apareció en el redondel; Con este astado Joselito realizó zapopinas voluntariosas aunque movidas, posteriormente empezó a quedarse corto mostrando falta de casta;

Con la espada caló al burel que fue despedido con algunos pitos en el arrastre, mientras el torero se retiraba en silencio.

Muy profesional se vio El Payo toda la tarde enfrentando en primer término al toro mejor presentado que careció de fuerza; ante estas circunstancias el queretano estuvo discreto con la capa, sin embargo ya con la muleta inició el trasteo con un pase cambiado en los medios, fue una lástima que el toro con voluntad para embestir cayera varias veces a la arena.

Se dio cuenta de ello el torero por lo que toreó a media altura ligando y sacado mayor partido del esperado. Recorrió el anillo después que mató de pinchazo y estocada caída.

Zancudo y trotón fue en un principio el quinto con el que las cuadrillas pasaron apuros al banderillear. Mucha voluntad mostró Octavio ante este toro que no tuvo clase al embestir, sin embargo resolvió bien ligando incluso las series pese a las condiciones poco favorables; sin redondear con el acero todo se redujo a palmas.

Ficha
Tlaxcala, Tlax.- Plaza Jorge “El Ranchero” Aguilar. Primera corrida de feria. Lleno de “Agotado el boletaje” en tarde nublada y de temperatura agradable. Seis toros de Montecristo, correctos de presencia (excepto el 4o., sobrero sustituto) y variado comportamiento, de los que destacó el 1o. que fue ovacionado en el arrastre. Pesos: 491, 500, 508, 430, 515, y 464 kilos. Joselito Adame (negro y oro): Palmas y silencio. Octavio García “El Payo” (purísima y oro): Vuelta y palmas. Gerardo Rivera,que tomó la alternativa (turquesa y oro): Oreja y oreja. Incidencias: El 4o. fue devuelto al ser protestado por estar escobillado y sangrando de ambos pitones. Rivera se doctoró ante el toro “Ave”, número 134, negro, con 491 kilos.

FOTO: Ángel Sainos

Anuncios