Andy Younes destaca en la 9a novillada en la Plaza México.

6 de Noviembre 2016

Ciudad de México

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-17-57-55

Los mejores muletazos de la novena novillada en la Plaza México corrieron a cargo del francés Andy Younes ante el sexto de la tarde, un sobrero sustituto de Medina Ibarra que tuvo mejor condición que los del hierro titular de Golondrinas, aunque sin terminar por romper.

El colorado que cerraba el festejo fue devuelto al estar acalambrado, aunque quizá hubiera sido bueno esperar hasta ser picado y que se descongestionara. El reserva de Medina Ibarra saltó al ruedo con un incierto comportamiento, pero poco a poco se fue centrando y regaló nobles embestidas, resultando muy toreable.

Younes dejó pases en los que se acopló bien con su oponente, e incluso llegó a torear con cierto empaque, denotando así su buena planta de torero. Sin embargo, el trasteo vino de más a menos, al igual que el novillo, pero bien pudo existir petición de oreja en caso de no fallar en el primer intento a espadas.

Ya en su turno inicial, el joven espada nacido en la localidad de Arles había dejado constancia de su clase, sacando el mejor partido posible ante un cárdeno que, aunque se desplazaba un tanto más que sus hermanos, nunca se entregó a la muleta y por momentos tendía a colarse de fea manera.

El hidrocálido Javier Castro poco pudo hacer delante del novillo que abrió plaza, pues el de Golondrinas fue tardo y, cuando acudía a los cites, lo hacía sin emplearse y regalando solamente medias embestidas, aunada esta condición a su falta de fuerza. Castro se mantuvo voluntarioso e hizo lo posible por lucir.

De nuevo anduvo tesonero delante del cuarto de la función taurina, el cual se movió un tanto más, aunque sin gran clase, y con base en el esfuerzo desplegado dejó algunos buenos trazos por derecha. Con decisión se fue tras la espada y remató de un certero estoconazo, como ya lo había hecho ante su primero, así que saludó una ovación desde el tercio.

Al igual que el francés, el poblano Héctor Gabriel Ferrer debutó en La México, y lo hizo como doble triunfador del certamen “Descubriendo un torero”. Brindó su primer novillo a su abuelo, “El Teniente” Ferrer, pero ya en la cara del ejemplar no pudo lucir, ya que el de Golondrinas se agarró al piso.

Le pisó el terreno a su segundo, que le regateaba, y dándole su lidia correcta pudo conseguir recios muletazos. Claro está que dadas las condiciones no podría ligar, y aunque se repuso de manera un tanto fea en dos ocasiones, no era como para que algún sector del público se pusiera en su contra. Al final el tema le pesó a Ferrer y terminó desconcentrado.

Ficha
Ciudad de México.- Plaza México. Quinta novillada con picadores. Unos 3 mil espectadores en tarde fresca, con algunas ráfagas de viento. Cinco novillos de Golondrinas, bien presentados, de poco juego en su conjunto. Y uno de Medina Ibarra (6o., sobrero sustituto). Pesos: 435, 438, 443, 447, 440 y 445 kilos. Javier Castro (marfil y oro): Palmas tras aviso y ovación. Héctor Gabriel (blanco y oro): Silencio y división tras  dos avisos. Andy Younes (malva y oro): Palmas tras aviso y ovación tras aviso. Incidencias: Destacó en varas César Morales, y con las banderillas Jonhatan Prado, que saludó, así como Gerardo Angelino. El 6o. novillo fue devuelto por estar acalambrado
Por Jorge Raúl Nacif/ AlToroMéxico
Foto: Sergio Hidalgo
Video: Julián Herrera / toroestoro.com
Anuncios