José Luis Angelino se lleva el trofeo en Tlaxcala.

12 de Noviembre 2016

Tlaxcala, Tlax

screen-shot-2016-11-14-at-1-32-31-pm

Foto: Ángel Sainos

José Luis Angelino fue el triunfador de la tercera corrida de la Feria de Tlaxcala, luego de cortarle una oreja a cada toro y llevarse el trofeo en disputa, que consistió en una estatuilla en homenaje a El Pana, en tanto que El Zapata y Jerónimo cosecharon una oreja por coleta

Interesante fue el festejo que ofreció diversos matices y lo primero que llamó la atención fue la afluencia de público en taquillas que suponía una gran entrada y se convirtió en un lleno lo que significó el primer éxito.

El otro éxito correspondió a Angelino en el sexto un astado que mereció la vuelta al ruedo por ser emotivo además de su calidad, cualidades que contrastaron con su falta de presencia; el torero que ya tenía un apéndice en la espuerta fue por más se puso de rodillas en los medios para recibir al astado que casi lo arrolla dejando ver desde la salida su bravura, trayendo a su matador apresurado con el capote.

Apenas le partieron el pelo en la suerte de varas viendo que algunos de sus hermanos salieron débiles, el tercio de banderillas resultó el mejor de la tarde por la acometividad del astado y la precisión de José Luis y el aspirante Juan Pablo Hernández al colocar los palos siendo subrayado por una gran ovación.

Inició en los medios la faena de muleta con un cambiado por la espalda sin pestañear seguidas de series fundamentalmente derechistas midiendo muy bien las embestidas, en la parte central del trasteo hubo un par de muletazos  que hicieron estallar el olé y con la gente metida en su labor, dejó estocada que caló por lo corto de la caja del animal que luego rodó sin puntilla por otro espadazo bien colocado y definitivo, la petición fue unánime para que se le concediera la peluda.

A su primero lo había toreado con ritmo a la verónica, realizando después del puyazo un buen quite por chicuelinas y tafalleras; con su acostumbrada facilidad lo banderilleó y pese a la embestida áspera del animal, vimos muletazos de buena factura que conjuntaron una faena ligada que remató de pinchazo y estocada cortando su primera oreja.

Jerónimo nos deleitó al torear de capa con su personal expresión desde el inicio y después al quitar por chicuelinas; hubo en la faena naturales muy sentidos y toreo derechista llevando bien el engaño, luego tuvo variedad de adornos con aroma antes de un soberbio estocanazo hasta los gavilanes conquistando un merecido apéndice.

Ante su segundo volvió a veroniquear con el sello de la casa y aunque el toro se dolió en varas, nos regaló el torero un gran quite por navarras, durante su trasteo surgió su temple prodigioso sobre todo toreando al natural, con la diestra no desmereció sin embargo en la suerte suprema dejó espadazo pellejero antes de la estocada bien colocada: hubo ligera petición que hizo al torero saludar una ovación.

Poca suerte tuvo El Zapata en el sorteo ya que se llevó el peor lote, muy débil fue el que abrió plaza y poco se vio con la capa, sin embargo correspondió al aspirante bregar al toro y ponerlo al caballo como parte de su examen, así mismo el matador permitió que clavara un par. La faena se desarrolló con el engaño a media altura para impedir que el astado se derrumbara, lo que había ocurrido en varias ocasiones; un pinchazo y media ración de acero terminaron con esta labor para que sonaran las palmas.

A su segundo, Uriel lo recibió con variado toreo de capa, breve fue el castigo y lucido el tercio de banderillas por parte del matador; el de Rancho Seco metía bien la cabeza aunque se escupía de continuo al grado que completaron casi tres vueltas al ruedo, el astado huyendo y el torero tras él siendo de pronto el matador alcanzado por un arreón llevándose una maroma, de media estocada lo hizo doblar para que le otorgaran la oreja como estímulo.

Ficha
Tlaxcala, Tlax. Plaza Jorge Aguilar “El Ranchero”. Tercera corrida de feria. Corrida en homenaje a El Pana. Lleno en tarde niublada y fría con amenaza de lluvia. Seis toros de Rancho Seco, escasos de presencia y poco juego, salvo el sexto, que destacó y fue premiado con la vuelta. Pesos: 520, 470, 535, 460, 550, y 450 kilos. Uriel Moreno “El Zapata”(nazareno y oro): Palmas y oreja. Jerónimo (negro y oro): Oreja y ovación tras petición. José Luis Angelino (verde manzana y oro): Oreja y oreja. Incidencias: La estatuilla fue entregada a Angelino. Se examinó el aspirante Juan Pablo Hernández. Al terminar el paseíllo, el novilleroGerardo Sánchez dio vuelta al ruedo llevando parte de las cenizas de El Pana.

Anuncios